Recomienda este BLOG

Seguidores

14 de julio de 2010

La reaparición de Fidel

Por Cuba Todo

LA HABANA, 13 jul (IPS) - La reaparición del ex presidente Fidel Castro


ante las cámaras de televisión en Cuba, después de casi un año de ausencia,

parece estar enviando un mensaje de consenso y estabilidad política, aún

cuando en su comparecencia no hubo espacio para temas nacionales.



"Es un respaldo tácito a la gestión de Raúl...Además, cada cual en lo

suyo", comentó a IPS un analista político que no quiso ser identificado. En

su opinión, el núcleo, la esencia del mensaje está en que "aquí no se está

haciendo nada sin consenso", en referencia a decisiones gubernamentales

como la excarcelación de 52 presos políticos.


Castro, quien cumplirá 84 años el 13 de agosto, enfermó gravemente en

julio de 2006 y su hermano menor, Raúl, asumió el mando de manera

provisional.

En febrero de 2008, tras renunciar el líder histórico a una eventual nueva

reelección, el parlamento designó presidente del Consejo de Estado a Raúl

Castro.


Desde su convalecencia, el ex mandatario recibió en privado a muchos

amigos y visitantes extranjeros. La última vez que sen habían visto

imágenes televisivas de él fue en agosto de 2009, en un video filmado

durante su encuentro con estudiantes venezolanos.



Si bien no faltaron expresiones de "lo vi viejo" y con voz "ronca", la

mayoría de las personas consultadas al azar por IPS coincidieron en que el

octogenario líder "ha ganado algún peso", aunque sigue delgado, luce con

buen aspecto y manejó bien su conversación con el periodista Randy Alonso,

conductor del programa informativo Mesa Redonda.



En su peculiar estilo de siempre, Castro se apoyó en decenas de despachos

de prensa ordenados en carpetas a la hora de responder preguntas del

moderador y hacer sus comentarios, orientados a advertir a la opinión

pública sobre los peligros de un eventual ataque militar de Estados Unidos

e Israel a Irán.



"Están jugando con fuego", sentenció. Estados Unidos "no juega limpio y no

dice ninguna verdad", en "el Congreso (legislativo de ese país) hay

posiciones todavía más agresivas que las del presidente (Barack Obama)",

añadió.



"Estados Unidos sólo gasta más (en armamentos) que todos los países

juntos", se le escuchó decir.



En las últimas semanas, Castro publicó varias "Reflexiones" sobre el tenso

panorama en el Medio Oriente, algunas de las cuales matizó con comentarios

sobre la Copa Mundial de la FIFA (Federación Internacional del Fútbol

Asociado) que finalizó el domingo en Sudáfrica con el triunfo de España

sobre Holanda.



Tampoco en sus columnas hubo referencias a la compleja situación interna.



El miércoles 7, mientras Raúl Castro decidía la excarcelación de los 52

opositores aún presos del grupo de 75 condenado a severas penas bajo cargo

de conspirar con Washington con fines subversivos, su hermano mayor visitó

el Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNIC), tomando por

sorpresa a la mayoría de su personal.


Para analistas, ese "paseo", que se hizo público inicialmente por
blogueros que acompañaron sus comentarios de fotografías tomadas con

teléfonos celulares. Unos tres días después fue difundido por la prensa
oficial de la isla y tuvo como efecto "secundario" mover la atención de la
prensa internacional que se había concentrado en los presos.

"El peso mediático de esos presos liberados es principalmente para el
exterior...Para el cubano de la calle son otras las preocupaciones (...)
Ver a Fidel bien, siempre nos emociona", aseguró una fuente consultada
telefónicamente por IPS, desde Santiago de Cuba, unos 860 kilómetros al
oriente de La Habana.

En su opinión, ya está claro que los problemas internos son "asunto" de
Raúl, quien "está dando respuesta a problemas de adentro", como la
construcción de un nuevo acueducto para abastecer de agua potable a esa
ciudad que arrastra desde hace muchos años un grave déficit en la
distribución del recurso.

Las excarcelaciones, que se cumplirían gradualmente en un plazo no mayor
de cuatro meses, fueron anunciadas el miércoles 7 por el cardenal católico
Jaime Ortega, luego de un nuevo encuentro sostenido con Raúl Castro, junto
al canciller de España, José Miguel Moratinos, quien concluyó ese día su
visita de tres días a Cuba.

Según el arzobispado, hasta este lunes sumaban 20 los prisioneros que han
aceptado abandonar la cárcel y viajar de inmediato a España. Sin embargo,
el propio Ortega aclaró que la salida al exterior es una "propuesta" que se
ha hecho a los beneficiados, no una condición.

Este martes llegaron a España los primeros siete liberados y sus
familiares. Según fuentes de ese país, se trata de Léster González, Omar
Ruiz, Antonio Villarreal, Julio César Gálvez, José Luis García Paneque y
Pablo Pachecoy Ricardo González Alfonso.

La Iglesia Católica identificó a los otros 13 presos que viajarán a ese
país como Jesús Felipe, Omar Rodríguez Saludes, Antonio Díaz Sánchez, Luis
Milán, Normando Hernández, Mijail Bárzaga, Arturo Pérez de Alejo, Jorge
González Tanquero, Manuel Ubals, Alfredo Manuel Pulido, Blas Giraldo Reyes,
Ricardo Enrique Silva Gual y José Ubaldo Izquierdo.

Fruto del proceso de diálogo entablado desde mediados de mayo entre la
Iglesia Católica y el gobierno cubano, las excarcelaciones decidieron al
opositor Guillermo Fariñas deponer, el jueves 8, la huelga de hambre que
había comenzado el 24 de febrero en demanda de la liberación de más de 20
presos enfermos.

Fariñas permanece bajo cuidados médicos en el hospital de Santa Clara, su
ciudad natal distante 276 kilómetros de La Habana, que el próximo 26 de
julio será escenario de los festejos oficiales por un nuevo aniversario del
asalto en 1953 al cuartel Moncada, considerado el inicio de la insurrección
armada que triunfó el 1 de enero de 1959.

En esa ocasión se espera un discurso de Raúl Castro con anuncios
importantes para la vida nacional. En abril pasado, al término del noveno
Congreso de la Unión de Jóvenes Comunista (UJC), el gobernante describió la
situación económica como muy compleja.

Entre los problemas que lastran la economía figuran la insuficiente
actividad agrícola, corrupción y déficit de mano de obra en áreas
vinculadas directamente con la producción, en tanto en otros sectores
existe abultado sobreempleo.

Disidentes cubanos: "El exilio es una prolongación de la lucha"

Redacción BBC Mundo

Los siete disidentes cubanos que llegaron este martes a España procedentes
de La Habana, en la primera tanda de excarcelaciones acordada con la Iglesia
Católica y el gobierno de Cuba, dijeron que su llegada a Madrid representaba
una "nueva etapa" en el futuro de la isla.

Hablando en nombre de sus compañeros, Ricardo González Alfonso aseguró
además que el exilio era "una prolongación de la lucha".

En sus primeras declaraciones a la prensa, los excarcelados también
reafirmaron su fe en las posibilidades de cambio en Cuba y le rindieron
homenaje a los "prisioneros de conciencia" que aún quedan en la isla, así
como a aquellos que han perdido la vida.

Las autoridades cubanas, sin embargo, consideran a estos prisioneros
"mercenarios" al servicio de Estados Unidos.

"Para mí, la palabra cambio comienza con libertad, no solo la nuestra y de
nuestros compañeros, sino la de todos los ciudadanos", dijo González
Alfonso.

"Tenemos la certeza de que dada la seriedad de la Iglesia y del gobierno
español, todos los presos de conciencia serán liberados", declaró.
"Todos serán liberados"

Gracias a un acuerdo logrado con la Iglesia Católica tras la mediación del
canciller español, Miguel Angel Moratinos, el gobierno del presidente Raúl
Castro acordó excarcelar a 52 cubanos considerados por organizaciones de
derechos humanos como prisioneros de conciencia.

El ministro de Relaciones Exteriores de España, Miguel Ángel Moratinos,
aseguró a los periodistas -según recogieron varios medios españoles- que
"todos los que sean presos políticos serán liberados".

Sin dar más detalles, explicó que "todo tiene su tiempo, su proceso, su
trabajo".

Moratinos añadió que España colaborará en "estudiar seriamente, con plena
transparencia" quiénes tienen esta condición, ya que el gobierno de Cuba
atribuye a algunos de ellos delitos de sangre.

En dos tandas

Por el momento, de los 52 confirmados, según fuentes del Ministerio de
Relaciones Exteriores español, al menos 20 de ellos han pedido ser llevados
a España.

Los primeros seis de esa lista - Léster González, Omar Ruiz, Antonio
Villarreal, Julio César Gálvez, José Luis García Paneque y Pablo Pacheco-
llegaron en un vuelo de Air Europa que aterrizó en el aeropuerto de Barajas,
en Madrid, a las 12:49 hora local (10:49 GMT).

Poco más de una hora después, en un vuelo comercial de Iberia, hizo su
arribo Ricardo González Alfonso.

Se espera que las excarcelaciones se prolonguen por un periodo máximo de
cuatro meses.

Libres para irse del país

Las autoridades españolas dijeron que, después de su llegada a Madrid, los
cubanos podrán optar por irse a un tercer país si así lo desean.

Los gobiernos de Estados Unidos y Chile también le han ofrecido asilo a los
presos que serán excarcelados.

A través de un comunicado, el Departamento de Estado de los EEUU también
expresó su satisfacción por la medida.

"Este es un hecho positivo y esperamos que represente un paso hacia un mayor
respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales en Cuba",
dijo su portavoz, Philip Crowley.

"Aplaudimos los esfuerzos de la Iglesia católica, de España y de otros que
han trabajado para la liberación de los prisioneros de conciencia en las
cárceles de Cuba", indicó el portavoz.

Al tiempo que los disidentes estaban saliendo rumbo a España, el ex
presidente Fidel Castro reapareció en la televisión cubana para referirse a
la situación política en Medio Oriente.

Según el corresponsal de BBC Mundo en La Habana, Fernando Ravsberg, el
regreso a escena del líder revolucionario cubano, justo en este momento, ha
despertado un sinnúmero de especulaciones de todo tipo.
Sin embargo, a pesar de las diferencias todos coinciden en que no se trata
de un hecho casual sino de un gesto político.