Recomienda este BLOG

Seguidores

8 de octubre de 2010

Conflicto EE:UU-Cuba bajo la mira académica en Canadá

PorCubaTodo

Conflicto EE.UU.-Cuba bajo la mira académica en Canadá

 7 Octubre 2010 3

 Las relaciones entre Estados Unidos y Cuba no han florecido a lo largo de cinco décadas por los condicionamientos que Washington ha exigido para cambiar su política, coincidieron hoy aquí académicos.


El tema suscitó el mayor interés en la segunda jornada del congreso de la Asociación de Estudios sobre América Latina, LASA 2010, que sesiona en Toronto, con la asistencia de más de dos mil 700 expertos de tres continentes.

La problemática fue abordada en cuatro paneles, en particular la “Política Exterior Cubana bajo Raúl Castro” y especialmente “Diálogo EE.UU.-Cuba: Lecciones del Pasado, Perspectivas en el Futuro para las Conversaciones entre Obama y Castro”.

Particularmente, en el segundo los panelistas hicieron referencia a experiencias personales y documentos que durante años estuvieron clasificados como secretos.

Peter R. Kornbluh, especialista del Archivo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, expuso que documentos desclasificados demuestran que a lo largo de todos estos años Washington erró en su política respecto a Cuba por no reconocer y aceptar la posición cubana.

En especial, señaló, por no interpretar los beneficios de que una normalización de relaciones pudo haber tenido para los dos países.

En opinión de Robert A. Pastor, profesor de la American University y ex consejero de seguridad nacional durante la administración de James Carter, la presidencia de Barack Obama no ha aprendido de las lecciones del pasado.

Pastor hizo un recuento de su experiencia personal cuando en Washington se decidió conversar con La Habana en la segunda mitad de la década de 1970.

Rememoró y reveló detalles sobre sus viajes y conversaciones con funcionarios cubanos, a quienes calificó de muy profesionales, y en especial su encuentro con el líder de la Revolución cubana, Fidel Castro.

Admitió que siempre se actuó desde el interés estadounidense y de lo que querían evitar que Cuba hiciera en materia de su política exterior e internacionalista, lo cual -aceptó- no condujo a nada.

Respecto a la administración Obama, comentó que no aprendió de las lecciones del pasado. “Tuvo una oportunidad única en sus primeros seis meses de gestión para abrir los nexos con Cuba, y el diálogo hubiera tenido éxito”, pero la perdió”, estimó el ex asesor de seguridad nacional.

De su exposición se desprende que no existió y, de hecho, no existe una real voluntad política en Estados Unidos para normalizar los vínculos con Cuba colocados sobre un plano de equidad. “Siempre se le exige a Cuba algo a cambio”, indicó.

A manera de conclusión, Pastor rememoró una pincelada humorística que le dijera hace más de 30 años, según afirmó, Fidel Castro cuando este le expresó: “Ya yo sé cuál es la política de Ustedes con Cuba, esperar que yo me muera, pero no pienso colaborar con ello”.

Hoy en día todo permanece igual, se lamentó el ahora profesor universitario, y siguiendo metafóricamente el mismo tono humorístico utilizado por el líder cubano, manifestó que en Washington “seguimos esperando que Fidel fallezca, pero él sigue sin colaborar”.

El académico Rafael Hernández, por su parte, hizo un recuento de las políticas de los presidentes Dwight Eisenhower y John F. Kennedy, que son la base a partir de la cual se recrudeció el actual conflicto bilateral.

Bill Leogrande, decano de la American University, señaló en su ponencia ante el panel “Política Exterior Cubana bajo Raúl Castro” que Obama cumplió la promesa que le hizo al electorado cubano-americano de facilitar los viajes familiares.

Pero fuera de eso -recalcó- sólo ha aceptado algunas medidas marginales, al tiempo que mantiene las sanciones que sostienen el bloqueo.

En ese panel, el especialista canadiense John Kirk y el profesor cubano Carlos Alzugaray coincidieron en destacar que Cuba persigue hoy una política internacional muy activa en diversos campos y regiones del mundo.

Por su parte, el investigador cubano Jorge Mario Sánchez señaló que lo que se ejecuta en esa materia se hace sobre una continuidad en la proyección exterior de Cuba.

Los otros dos paneles previstos en programa fueron “Cuba, Caribe y Estados Unidos en la Era Obama” y “Debatiendo las Relaciones EE.UU.-Cuba: ¿Jugamos Pelota?”

Mientras los académicos deliberaban, circuló en los salones de discusión una hoja con un llamado al presidente Obama por el denominado Fondo por la Reconciliación y el Desarrollo, con sede en Nueva York.

En el mismo, se le insta a levantar todas las restricciones a los viajes a Cuba y que se permita “en una forma normal” la asistencia a los programas humanitarios educacionales a las escuelas cubanas, así como a los hospitales e instituciones de servicios sociales.

(Con información de Prensa Latina)