Recomienda este BLOG

Seguidores

11 de septiembre de 2010

Septiembre en las agresiones contra Cuba. 1989-2009 (III)

PorCubaTodo

Septiembre en las agresiones contra Cuba. 1989-2009 (III)


10 Septiembre 2010 2 Comentarios

Por José Luis Méndez Méndez*

Después de la caída del campo socialista en Europa y la desintegración de la Unión Soviética, los enemigos de la Revolución cubana, esperaban que no pudiera sostenerse por el impacto económico y político que tendrían en la misma estos cambios, estimaban que tarde o temprano caería inexorablemente.

Eso los estimuló a concebir y fomentar acciones que aceleraran este supuesto proceso, incluso los grupos terroristas asentados en Estados Unidos organizaron campamentos de entrenamiento y priorizaron la realización de infiltraciones por la vía marítima para penetrar en el territorio nacional e incitar a la formación de grupos terroristas armados en las montañas, para reeditar lo que fue el bandidismo, que durante casi seis años y hasta julio de 1965, cuando fue eliminado de las montañas y campos de Cuba, ocasionó más de 700 muertos, centenares de heridos y horribles secuelas en familias cubanas.

El agresor consideró que existían condiciones para subvertir y desestabilizar el orden interno del país. En los meses de septiembre de esos años se registran varios intentos de ese tipo, que fueron abortados y derrocados por las fuerzas revolucionarias antes de comenzar actuar, muchos de ellos en el momento de desembarcar.

Se mantuvo también el terrorismo por medio de colocación de bombas y las amenazas. El 17 de septiembre de 1991, la organización terrorista denominada Directorio Insurreccional Nacionalista, DIN, realiza una infiltración de varios de sus miembros, que son detenidos en la costa. Había sido organizada, preparada, armada y dirigida desde Miami, donde radicaba la sede principal del este grupo armado. Desembarcaron por la playa de Guanabo al Este de La Habana.

El 25 de septiembre de 1993, son detenidos varios miembros de Alpha 66, organización terrorista basificada en Miami, que había creado campamentos para entrenar a futuros criminales. El 30 de ese mes, otros terroristas pertenecientes a la organización Partido Unidad Nacional Democrático, PUND, vinculada al tráfico de drogas, son detenidos cuando se disponían a infiltrarse en el territorio nacional.

El 6 de septiembre de 1994, nuevamente la organización DIN, lanzó un team de infiltración para introducirse en el país, son detenidos dos de sus miembros en la zona de cayo Palo Quemado, en la playa de Jinaguayabo, Caibarién, en la costa norte de la provincia de Villa Clara. Uno de los detenidos declaró, que había visitado previamente esa provincia para buscar apoyo en sus planes subversivos futuros.

La presencia del terrorista internacional Luis Posada Carriles en Centroamérica en la década de los noventa, permitió con financiamiento de la terrorista y batistiana Fundación Nacional Cubano Americana, reclutar a mercenarios de esa región, que recibieron los explosivos y medios necesarios, más su paga para ejecutar actos de terror dentro de Cuba.

Durante el año 1996, los terroristas realizaron los preparativos necesarios para introducir a los ejecutores y los medios en el país, así, en los primeros meses de 1997, se producen los primeros atentados con explosivos plásticos, con el empleo de una tecnología avanzada para hacer estallar las bombas por mecanismos de tiempo. En julio y agosto se producen varios actos de terror contra instalaciones turísticas en la capital cubana y en representaciones de Cuba en México y Bahamas.

El 4 de septiembre de 1997, un mercenario salvadoreño, reclutado y equipado por Posada Carriles con la participación ejecutiva del delincuente de la misma nacionalidad Francisco Antonio Chávez Abarca, actualmente detenido en Cuba, colocó ese día 4 bombas en tres hoteles y en un restaurante capitalinos, que ocasiona la muerte del joven empresario italiano Fabio D´Celmo y daños de consideración, además pavor en cientos de personas, que fueron expuestas al peligro por el criminal, que se había envalentonado por el éxito obtenido en una incursión similar el 12 de julio de ese año, cuando colocó sendas bombas contra dos hoteles habaneros.

El terrorista fue detenido el mismo día de los hechos y durante la reconstrucción de sus actos, afirmó haber sido enviado por Posada Carriles a quien identificó durante el proceso judicial.

Nuevos intentos de ese tipo fueron frustrados en años posteriores por la vigilancia sostenida del pueblo cubano, que preparado, alerta y con sólida experiencia para enfrentar al terrorismo ha logrado derrotar todos los intentos del enemigo.

*Es profesor e investigador universitario